Cargando...

Noticias

El precio de los pisos subirá un 6% en 2018

El año que viene será el quinto consecutivo en el que la vivienda se encarecerá. La Comunidad de Madrid liderará el incremento de precios (+10,8%). Le seguirán Castilla y León (+8%) y Canarias (+7,7%). Cataluña, que era la punta de lanza del sector, se ralentizará hasta el 4,9%, por la tensión política.

El precio de la vivienda subirá un 6,1% en 2018, que se convertirá en el quinto año consecutivo de encarecimiento. Así lo prevé el Instituto de Práctica Empresarial (IPE) en la XXV edición de su Pulsímetro Inmobiliario, a cuyos datos ha tenido acceso EXPANSIÓN. El precio medio de los pisos cerrará 2017 en 151.215 euros, un 9% por encima de la cifra de 2016, según este estudio. Es decir, acelerará con fuerza en el último trimestre, ya que en el tercero el alza del valor medio de las casas fue del 6,7%, según publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE)el jueves. Tras ese incremento, el coste medio de adquirir un inmueble residencial ascenderá hasta 160.438 el año que viene, la mayor cifra desde 2011.

Desde 2008 hasta 2013, el precio de las casas se desplomó más del 30%. Desde 2014 a 2018 habrá subido más del 21%, según los cálculos del IPE. Aún queda recorrido al alza, y, además, la tendencia es positiva, gracias a la buena marcha de la economía y al gran apetito inversor de los compradores extranjeros, y pese a la desaceleración transitoria que experimenta el ladrillo catalán.

La Comunidad de Madrid liderará en 2018 el incremento de precios, con un avance del 10,8%. Esto se deberá al impulso de la capital, que vive unos trimestres de recalentamiento de precios por el empuje de la demanda y por la escasez de suelo finalista. Le seguirán Castilla y León (+8%), Canarias (+7,7%) y Andalucía (+7,1%), todas ellas por encima de la media.

El valor medio de los inmuebles subirá en todas las comunidades autónomas

Cataluña, que hasta ahora lideraba los crecimientos del precio de la vivienda, ralentizará su tasas hasta el 4,9%, lastrada por una fuerte caída de las compraventas, siempre según el IPE (ver página 20). Este escenario catalán podría cambiar según cómo evolucione la situación política.
Aunque todas las autonomías registrarán aumentos de precios en 2018, algunas se quedarán muy cerca del estancamiento, como La Rioja y País Vasco (+0,9%, ambas). Extremadura es la más barata: los pisos valen, de media, 73.602 euros, según el Pulsímetro. Crecerán, por cierto, un 3,3% el año que viene, hasta 76.066 euros. Castilla-La Mancha es la segunda región más económica (82.971 euros ahora y 84.893 en 2018, un 2,3% más).

El año que viene se convertirá, por tanto, en el quinto ejercicio consecutivo de crecimiento, después de siete de caídas. En 2014, el valor medio del metro cuadrado subió un 0,1%; en 2015, un 3,7%; y en 2016, un 4,7%, según la estadística de precios reales de la OCDE.

Con ese incremento y el 6,1% del año que viene, el precio de los pisos volverá a los niveles registrados a finales de 2004 e inicios de 2005, cuando el sector estaba en pleno ciclo expansivo. Arcano apunta, en base a los datos de la OCDE, que la vivienda está aún un 9,5% más barata que en 2005, año que se considera de referencia. De seguirse la tendencia actual, en 2019 se llegaría a ese punto.

Los registradores descartan que la vivienda se vaya a recalentar en los próximos trimestres

Uno de los factores fundamentales para que esto ocurra será que se consolide la tendencia al alza del precio de las viviendas de obra nueva. El INE corroboró el jueves que los pisos a estrenar se encarecen ya un 6,5%. Es decir, “la estadística ya empieza a reflejar las compras realizadas en 2015 y 2016 sobre plano”, como explica José Luis Ruiz Bartolomé, socio director de la consultora inmobiliaria Chamberí Asset Management. Las ventas se registran cuando se produce la escritura, o sea cuando se entrega la vivienda al propietario, no cuando se acuerda la venta. De esta manera, todas las compras de casas nuevas que se cerraron en los meses en los que la promoción comenzó a repuntar -los edificios se tardan en construir alrededor de dos años- se han escriturado ahora. “En los próximos años, a medida que se vaya reflejando la buena marcha del mercado de obra nueva, van a salir estadísticas muy positivas”, agrega Ruiz Bartolomé.

Esto no implica que se esté inflando una burbuja. El Colegio de Registradores cree que “la evolución del mercado inmobiliario y de la economía en general debe llevar a descartar la idea de una mayor intensidad en el crecimiento de los precios de la vivienda, siendo incluso más tendentes a estimar una posible corrección hacia una moderación de las tasas de crecimiento”, al niveles “en el entorno del 5%”, lo que concuerda con el 6,1% que prevé el IPE, principal escuela de negocios inmobiliarios de España.

Para que ese augurio se cumpla “es esencial que el precio del suelo para nuevas promociones no se dispare, dado que de ser así es muy probable que dicho sobrecoste acabe trasladándose a los precios de venta”, alerta Ferran Font, director de estudios de Pisos.com.

PorJuanma Lamet – Expansión/economía – 10 dic 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *