Cargando...

Noticias

Por qué 2016 es un buen año para invertir en vivienda

Tras muchos años de desaceleración económica, invertir en vivienda vuelve a ser atractivo, tanto para los bancos como para los clientes. De hecho, España se ha consolidado como el país del sur de Europa con más inversión inmobiliaria, con un crecimiento del 23 % el año pasado, hasta superar los 10.300 millones de euros. Todo apunta a que 2016 será un buen año para invertir en vivienda, por ello, desde el comparador de hipotecas HelpMyCash.com nos traen 3 motivos que demuestran que adquirir un inmueble este año puede ser una buena opción.

1. Más facilidad para acceder a la financiación

No todo el mundo puede convertirse en propietario, ya que es una de las inversiones más grandes que puede afrontar una familia. Además, son muy pocos los que disponen de suficiente liquidez para comprar de golpe un inmueble, por lo que la mayoría tendrán que recurrir a un banco para que les preste el dinero.

En 2016, los requisitos para acceder a la financiación son mucho más relajados que en los últimos años: se necesitan menos ahorros e ingresos mensuales, por lo que más familias se pueden permitir una hipoteca. Además, la oferta es mucho más amplia, lo que aumenta las posibilidades de firmar una buena hipoteca.

Actualmente, se pueden encontrar ofertas como la Hipoteca Naranja de ING Direct a euríbor + 0,99 % que financia hasta un 80 % de la vivienda a 40 años. Por otro lado, algunos préstamos hipotecarios, como la Hipoteca Sin Más de Bankinter a euríbor + 1,20 %, ya incluyen cláusulas que protegen al cliente en caso de impago. En este caso concreto, es la única hipoteca del mercado que contiene la dación en pago por contrato, de forma que, en caso de no poder afrontar la hipoteca, devolviendo la vivienda se cancelará la deuda.

2. Tipos de interés en mínimos

Otro de los motivos por los que 2016 es un buen año para invertir en vivienda se encuentra en los tipos de interés. El Banco Central Europeo volvió a rebajar recientemente el tipo general y lo dejó al mínimo del 0,0 %. Por tanto, la esperanza de mantener un euríbor en mínimos, el índice de referencia de más del 90 % de las hipotecas variables, se hace mayor. El valor del euríbor determina una parte de los intereses que se pagan por una hipoteca variable, por lo que su cotización negativa provoca una cuota hipotecaria inferior. Una buena hipoteca para aprovechar el euríbor en mínimos es la Hipoteca Mari Carmen de Abanca a euríbor + 1,25 %, totalmente libre de comisiones.

Actualmente, la cuota de la hipoteca que se pagaría ahora es mínima, así que, para compensar los bajos ingresos a raíz de los intereses en mínimos, los bancos exigen contratar productos vinculados que encarecen el precio total. Por ello, una fórmula de no vincularse con el banco puede ser a través de la entidad Hipotecas.com, que ha lanzado al mercado tres hipotecas totalmente libres de vinculación y comisiones: la Variable a euríbor + 1,59 %, la Mixta a 2,40 % los primeros años y a euríbor + 1,59 % después y la Fija a partir del 2,75 % a 10 años.

3. El precio de la vivienda, a punto de remontar

Nos encontramos a las puertas de la recuperación del mercado inmobiliario. Después de que el estallido de la burbuja inmobiliaria dejara los precios de la vivienda en mínimos, ahora evolucionan positivamente después de registrar los valores más bajos en 2015. Según el índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados, en febrero aumentó un 2,7 % el precio medio interanual.

En concreto, donde más ha subido el precio ha sido en la costa mediterránea, con un aumento del precio medio del 6,1 %. Donde también remontan es en capitales de provincia y grandes ciudades, con una mejora del 4,6 %.

A pesar de esto, en un entorno financiero marcado por la inestabilidad es difícil prever si el precio de la vivienda seguirá en ascenso. Si en los últimos meses íbamos viendo subidas paulatinas del precio de los inmuebles en grandes ciudades, ahora podrían volver a estancarse, porque las medidas del BCE de bajada de tipos de interés para combatir la deflación y provocar la inflación no están surgiendo efecto. Por tanto, el riesgo ante una futura bajada de precios se acentúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *